viernes, 26 de septiembre de 2014

Y TU HASTA DONDE QUIERES LLEGAR?



Si no fuese curiosa no hubiera tomado esta foto, pero hay que guardar el secreto.
Esta vez nos fuimos a visitar El Castell de Guadalest, pueblo que se encuentra a unos 63km de Alicante y 24km de Benidorm, en la comarca alicantina de Marina Baixa.


Desde Benidorm tomamos la vía  CV-70 que nos lleva desde la poblacion de Polop de la Marina hacia Benimantell, desviándonos por la CV-755 para llegar a nuestro destino: El Castell de Guadalest.
Desde que comienza este recorrido las montañas muestran su majestuosidad, incitando a fotografiarlas y a contemplarlas. Se destaca el Sistema Protegido el Puigcampana y el Ponotx, donde regresaremos en otra oportunidad para conocerlo. Llegando a Guadalest  impresiona la vista de sus fortificaciones en el Peñón de Alcalá: El Castillo del Rey, las Murallas que protegían a toda la población, El Campanario y El Castillo de San Jose. En la parte norte del embalse se observan los restos, de lo que se supone era una torre vigía para las dos fortalezas.


EL Castell de Guadalest guarda entre sus riscos una gran y apasionante historia, que data de los siglos XI y XII aproximadamente. Sus fortificaciones fueron seriamente deterioradas por guerras, el terremoto de 1644 y en la Guerra de Sucesión fueron bombardeadas e inutilizadas; afortunadamente algunas de ellas han sido restauradas.




Tuvimos la oportunidad de conocer el Museo Municipal "Casa Orduña" ambientada en el estilo de la mitad del sigloXX, esta gran mansión de cuatro niveles y una bodega, se puede recorrer en su totalidad.





El artista Manuel Ussá y sus museos son una parada obligada, el primero que encuentras a la entrada del pueblo es el Museo Microgigante y subiendo cerca de la entrada al castillo está el Museo MicroMiniaturas. Estas maravillas son únicas en el mundo, alli podrás ver entre otras, una plaza de toros construida en la cabeza de un alfiler, una foto de este artista tallada en un grano de arena.
Esculturas y microesculturas increibles, donde sobran las palabras, la única manera de creerlo es víendolas.











EL Castell de Guadalest, este bello pueblo te ofrece una gran variedad de actividades culturales, cuenta con ocho museos,buena gastronomía, buenas tiendas, una inmejorable artesanía, actividades al aire libre: senderismo, escalada, descenso al barranco, el embalse, etc. Su gente es muy atenta, acogedora, simpática y con gran interés por su pueblo, donde volvería una y otra vez. Un lugar que debe estar presente en todo itinerario de viaje por esta zona.

y tu hasta donde llegarías?







Créditos:

Fotos:
P. Estrada
B.Nuñez
MundoPleno

viernes, 19 de septiembre de 2014

Un dia en la MANGA

Algunos amigos nos habian comentado de La Manga, asi que salimos hacia la región de Murcia a pasear por La Manga del Sur. Franja de tierra que tiene unos 22 Km ubicada entre el Mar Mediterraneo y el Mar Menor ( lago de agua salada mas grande de Europa).
Cuando vas conociendo lugares con tanto encanto, es difícil describirlos sin usar la palabra hermosos. La Manga del Sur lo tiene.



Aqui les dejo algunas fotos y a La Manga un volveremos otra vez:











Desde la Pequeña Venecia y su Puente de la Risa, hasta el Faro de Cabo de Palos, cualquier sitio invita a quedarse. Un bello lugar para visitar.



Créditos:
Fotos: P.Estrada


viernes, 12 de septiembre de 2014

Un paseo por PETRER (Alicante)


Iglesia San Bartolomé

Petrer se ubica al noroeste de la Provincia de Alicante, en la cuenca media de Vinalopó, un bello lugar rodeado de montañas y serranías, a unos 36 Km de la Ciudad de Alicante. Nuestro principal objetivo en este paseo:  visitar el Castillo de Petrer, las casas cuevas, el casco antiguo y sus alrededores.

El castillo, de origen musulmán, fue construido entre los siglos XII y XV fué restaurado entre los años 1974 y 1983. Declarado Monumento Histórico-Artístico y orgullo de  los petrenses.

Recorrimos el castillo, y disfrutamos el paisaje desde los alto de sus murrallas. En las laderas del castillo y debajo de sus murallas se pueden visitar las casas cuevas, las cuales fueron excavadas a principios del siglo XX por familias necesitadas, en terrenos arrendados por la parroquia de San Bartolomé. Fueron restauradas en el 2008 y hoy dia son una extensión del Museo Dámaso Navarro, donde se puede ver una casa al estilo de los años cincuenta, así como objetos que muestran las actividades y oficios de esa época.

Me encantaron estas casas! a pesar de los dos o tres golpecitos en la cabeza por lo bajo del techo de la cuevas, sobre todo al subir las escaleras al piso superior. Gracias a Guillermo, el guía que estaba cuando salimos del castillo y que gentilmente nos llevó a conocerlas, pudimos disfrutar de este paseo. Asimismo destacar su gran profesionalismo y amor por lo que hace y demostrarnos lo que representan para este pueblo.

Ah! y no nos olvidamos del casco antiguo de Petrer, aqui les dejo un poco del momento en el que sientes que estás en un pueblo de antaño, con sus calles estrechas y recuerdos de antiguas culturas.


Petrer volveremos a tus fiestas, a tu Petrer se viste de Luna, a tus rutas de senderismo y a lo acogedor de tu gente.


Créditos:
http://petrer.es
fotos: P.Estrada - MundoPleno

martes, 9 de septiembre de 2014

Visitando CALPE

Visitando otro de los pueblos de La Costa Blanca, llegamos a Calpe a conocer sus playas y El Peñón de Ifach (Penyal d'Ifac). Calpe se encuentra a unos 70 Km de la Ciudad de Alicante, se puede ir por la AP-7 y la N-332,  y disfrutar las hermosas vistas que te ofrecen los pueblos, la montañas y el Mar Mediterraneo.
Al llegar a Calpe se siente algo mágico, pareciera que el sol brilla más, el Mediterraneo muestra todos sus colores y el imponente Peñón de Ifach te deja sin aliento, te invita a subirlo y contemplar toda la belleza que lo rodea. Esta roca calcarea de unos 50.000 metros cuadrados, se eleva a 332 m. de altura y 1km de longitud* es considerado un Símbolo de la Costa Blanca.
Asi que no queda otra, hay que subir. A la entrada del Parque Nacional están las casas de información turística, hay que pasar unos tornos que se usan para el conteo de los visitantes y es gratuito. Se puede decir que hay dos etapas para llegar a la cima: primera etapa es una camineria, bastante cómoda y segura, a través de árboles y arbustos que te llevan hasta la entrada de un túnel, por el cual se tiene acceso a otra cara del peñón.



                                                         



Despues de pasar el tunel el camino cambia, es escabroso y muy empinado, se debe usar, al menos botas  montañeras y equipo adecuado. Como se ve en esta última foto ya todo el camino es natural y es tu responsabilidad tomar las precauciones del caso. 
Hay cuerdas en las paredes en aquellos sitios de mayor dificultad, las piedras son muy resbaladizas y por supuesto hay que tener mucho cuidado en esas zonas y no quitar la vista del camino. 

Nosotros no llevamos zapatos adecuados y le preguntamos a uno de los que venian bajando si era muy complicada la subida, miró mis sándalias y su expresión fué suficiente. Me recomendó pasar el túnel agarrada de la cuerda y llegar hasta el pequeño mirador que está al final. Por lo tanto pasamos el túnel y nos conformamos con la estupenda vista del Mediterraneo. 
Asi que igual que empezamos, no queda otra, hay que bajar. Disfrutamos de un buen almuerzo y recorrimos los alrededores, impacta el gran desarrolo urbanístico de la zona y ya de regreso a Alicante pensaba que Calpe y su Peñón de Ifach es un lugar alucinante donde volvería muchas veces.

Créditos
Fotos: P.Estrada, MundoPleno
(*) www.calpe.es