sábado, 26 de julio de 2014

Cuevas del Rull - Cova del Rull

Despues de visitar la Cueva de la Calaveras  fuimos a conocer La Cueva del Rull  que se encuentra en el municipio de "La Vall d'Ebo", siguiendo hacia el pueblo de Pego (Alicante), desde alli subimos unos 12 Km, por una serpenteante carretera (CV-712) que nos lleva hasta la cueva. Se divisan hermosas vistas de los barrancos que rodean la montaña, todo un espectáculo.


Su desarrollo geológico data de 25 a 50 millones de años de antiguedad. Fue descubierta por Jose Vicente Mengual (el tío Rull) en 1919 y vendida a la administación pública en 1995.
Entrada a la Cueva
En su interior se mantiene una temperatura constante de 15 grados y se pueden observar estalactitas, estalagmitas, banderas, coladas, formas caprichosas que, formadas gota a gota, nos permiten hacer volar nuestra imaginación
 

Las visitas son guiadas y con sus amenas charlas y descripciones, aprendemos a reconocer cuanto nos ofrece la naturaleza, construyendo pacientemente estas obras de arte y como debemos corresponderle y cuidarla de igual manera.
Otra preciosa cueva, que bien vale subir a visitarla.




Créditos Fotografía
Pablo Estrada
google.es
Cuevas Turisticas

viernes, 25 de julio de 2014

Cuevas de las Calaveras - Cova de les Caleveres

En nuestro recorrido visitamos La Cueva de las Calaveras, ubicada en la ladera del monte Seguili a 1Km. de Benidorm y a 4 km de Pedreger, en el término municipal de Benidoleig. Tiene una longitud de unos 400 mts de largo y sus bóvedas en algunas partes alcanzan 50 mts de altura.  Su formación se estima en unos 150 millones de años, en el Cretácico y es de gran valor geológico y arqueológico.




Hay evidencias de un pasado prehistórico, con una data aproximada de 100.000 años. Se han encontrado restos paleolíticos y neolíticos y vestigios paleotológicos de animales, utensilios, hachas, flechas y piedras de cocinar, que pueden verse en el Museo Provincial de Arqueología de Alicante.



A lo largo de su cavidad se pueden observar estalagmitas y estalactitas que impresionan por su tamano y sus diversas formas semejan un sin fin de figuras.


La historia o leyendas de la Cueva de la Calavera son fascinantes en cualquiera de sus versiones, no hay visitas guiadas, puedes tomar fotos y a pesar de que la actividad humana ha hecho algún daño se conserva bastante bien.
Vale la pena visitarla y disfrutar los hermosos paisajes que rodean a los pueblos que vamos encontrando en el camino.




Créditos Fotografia
Pablo Estrada



lunes, 21 de julio de 2014

Alicante, algo más que playas! Cuevas De Canelobre

Gigantes durmientes, convertidos en hermosas cumbres que guardan tesoros naturales en su interior, solo tienes que buscar las llaves para conocerlas.

                                                                    Cabeco D'Or

Las Cuevas de Canelobre, situadas en Busot, a 24 km. de Alicante, en la falda septentrional del Cabecó D'Or, a 700 m. de altitud. Fueron descubiertas por los árabes en el siglo IX y tienen una antiguedad de 130 millones de años.

Vista panorámica desde el mirador principal de las Cuevas.

De entrada, lo primero que te impresiona es la altura de la bóveda principal, cerca de unos 70 metros, y sus formaciones calcáreas, esculturas que la naturaleza va tallando con el lento caer de cada gota de agua.




Sólo tienes que mirar, y tu imaginación hará el resto. Las Medusas, La Virgen y El Niño. Cada uno verá lo que le resulte más familiar. 

Déjate llevar por una experiencia que llama a nuestros sentimientos más profundos. En el mismo momento que entras en la cueva sientes el impacto de tiempos ancestrales, de un sitio cargado de energía, un espacio que tiene vida propia, que sigue creciendo. Un espacio, que en su propio silencio, sigue desarrollándose.


Tuvimos la oportunidad de visitarla en un paseo familiar. Sentarnos a comer en uno de sus miradores. Subir y conocer sus alrededores. Admirar un paisaje realmente espectacular, tranquilo, callado, desde donde la mirada puede alcanzar las salinas de Santa Pola, la costa alicantina, y mucho más.

Disfrutamos de la amabilidad de todas las personas que atienden en los establecimientos de la entrada, del trato, experiencia y amena charla de uno de sus guías, quien nos explicó con bastante detalle la impresionante historia que encierran las paredes de las Cuevas de Canelobre. Una auténtica obra de arte elaborada con el fino cincel de la naturaleza, gota a gota, durante millones de años.

Una experiencia que bien vale la pena incluir dentro de tu programa de viaje.




Créditos fotografía:
Panoramica: B. Nuñez